Alejandro Amelivia



Nací en 1976 en Logroño, en un hospital que ya no existe. Estudié una carrera fea pero rentable y me vine a Madrid a ganarme la vida. Comencé a explorar mi lado creativo del cerebro en cuanto el lado práctico me dio el visto bueno.
Llevo desde 2008 escribiendo relatos cortos. He obtenido pequeños éxitos en forma de premios en concursos y he participado en publicaciones junto con otros autores: «”Las estrellas de Gelín” y otros relatos premiados», publicado por la UNED de Plasencia, «Es raro olvidarlo todo», «El efecto Hawthorne», «Esa cosquilla molesta» y «Hasta anegar las torres».
Entiendo la escritura como la posibilidad de, por un rato, dejar de ser yo mismo; olvidar las leyes que nos impone la realidad y ponerme un cráneo distinto, calzar otros zapatos, decidir que mis manos estarán sucias de tierra y que tendré las uñas rotas. Experimentar qué se siente.
Como meteoritos es mi primer libro editado en solitario.