Micromecenazgo ¡Talentura sale a bolsa!

Estimados amigos y amigas:
No, no os pongáis a llamar ni al mercado de valores para confirmar la noticia ni al psiquiatra para confirmar nuestra locura. Antes de desmentir lo primero y de ratificar lo segundo, recordad que nuestro negocio es puramente literario y esto no es más que una gran metáfora.
                Intentaremos ser menos crípticos. Que son malos tiempos para la lírica no se nos escapa a nadie. Podríamos decir que son malos tiempos para cualquier tipo de negocio, no digamos ya para una aventura cultural como en la que estamos embarcados con Talentura.
                Si nos animamos a “salir a bolsa” es porque varios amigos y amigas nos han preguntado en los últimos tiempos si podían ayudarnos de alguna manera, sabedores de lo complicado que resulta mantener una editorial pequeña y muy independiente en épocas de tiburones merendándose a los pezqueñines.
                Democráticos como somos, hemos pensado en, efectivamente, posibilitar a todo aquel que quiera contribuir a la causa editorial talenturosa. ¿Cómo podéis contribuir?
-Podéis ser accionistas (os recordamos que estamos inmersos en una gran metáfora, que nadie vaya a pedirnos la cuenta de beneficios al final del año):
Es la manera más sencilla de apoyar la aventura editorial y muchos de vosotros ya lo estáis haciendo. Consiste simplemente en comprar nuestros libros. Con cada compra estáis invirtiendo en autores que esperamos que con el tiempo progresen en el escalafón literario. Tenemos plena confianza en ello, que las obras que editan con nosotros ganen en reconocimiento, se revaloricen.
Y si sois de los accionistas altamente involucrados, de esos que regalan y recomiendan los libros, tanto mejor.
Podéis adquirir nuestros libros encargándolos en cualquier librería o comprándolos por internet, navegando por nuestra web (www.talenturalibros.com) o en la Clandestina Online (http://librerialaclandestinaonline.blogspot.com.es/2011/02/talentura.html).
-Podéis ser micromecenas (y aquí abandonamos la metáfora):
Hemos intentado contactar con los Medici pero el último de la estirpe trabaja de portero en una discoteca de Calabria y anda más tieso que nosotros. Y en la Casa de Alba nos han informado de que la duquesa se encuentra inmersa en otros menesteres, al igual que la baronesa Thyssen.
                Con este panorama, nos hemos decantado por buscar micromecenas. No es una idea ni original ni pionera. No son pocos los proyectos culturales que están optando por esto (librerías, editoriales…), descartada la amable ayuda de los bancos y el inexistente apoyo institucional.
                ¿Micromecenas? Que nadie se sienta minusvalorado por el calificativo. Con él queremos reflejar que no buscamos millonarios que nos paguen un despacho en la Gran Vía, sino lectores y lectoras, amigos y amigas, que quieran sentirse partícipes de esta aventura que iniciamos hace ya tres años y que queremos que dure muchos más.
                Podíamos haber llamado a esta “campaña” Invierte en humo, es verdad. ¿Pero qué mejor que invertir en algo así que en bonos del estado con la que está cayendo?
                ¿Cómo podéis hacerlo? De una manera muy sencilla. Basta con pinchar en el banner de paypal:

Y si se os ocurre cualquier idea, sugerencia o proposición que penséis que puede ayudarnos a seguir adelante con nuestra labor, no dudéis en poneros en contacto con nosotros:
editorial@talenturalibros.com

Recibid un fuerte abrazo,
El equipo de Talentura